José Daniel Ferrer pone carteles en su casa……

Escrito por: Rosario Vera

Hace algunos días se reunió la disidencia  santiaguera en su sede en Altamira,  para rendirle homenaje a Osvaldo Paya. Alrededor de 20 personas que es el número con que cuenta la diezmada tropa de José Daniel Ferrer se dieron cita en el lugar.

Diapositiva1

Estuvieron reunidos  lo mejor de la oposición,  Víctor Campa el que no aguantó la vida ajetreada de los EE.UU, Ovidio y su esposa Zenaida  a los que Ferrer desatendió cuando este  estaba preso, Miraida la llamada ´´agente  de la seguridad´´ a la que no se ha tocado en la UNPACU, ¿por qué será?, Eclaida a la que botó hace unos meses por poco higiénica  y por último y no menos importante la ´´Primera Dama´´ Nelva Ismaray aunque en este video de primera dama no tiene nada porque casi ni se nota.

Para sorpresa de los presentes a la reunión José Daniel tomó medidas de seguridad en la casa, al  tener a tantas personas reunidas y con los antecedentes que tienen no podía descuidarse así que decidió llenar la casa de cartelitos con restricciones de acceso. Conociendo a Eclaida  tuvo que poner uno en la cocina el cuDiapositiva2al decía: ´´No pasar a la cocina, evite ser requerido´´ y no solo por ella sino también por los comelones que hay a los cuales o voy a mencionar. En el cuarto también se vio en la necesidad de poner uno, ya que hay ciertas personas que están hipererotizadas y en cualquier lugar forman el rumbón.

Parece que Ferrer no confía en ninguno de sus hermanos de lucha ya que tiene que tomar esas extrañas medidas, su casa parece una entidad del estado en la cual el administrador  coloca carteles con restricción de acceso a determinados locales. Pero esto no es de asombrar con el historial con que cuentan los miembros de la UNPACU.

Anuncios

Carlos Oliva Riverí, un mal ejemplo de padre.

Por: Rosario Vera

Hace tan solo algunos días estuvimos celebrando el día de los padres. Muchas personas agradecen ese día a esa persona, no solo por ser quien los creo, sino también porque de una forma u otra los padres han sido los motores impulsores de nuestras vidas, el quiénes somos hoy se lo debemos a ellos.

 Pero no todo es color de rosas, hay veces que los padres no nos guían por el  camino correcto y este es el caso de Carlos Oliva Riverí padre de Carlos Ámel y Ernesto Oliva Torres. Carlos Oliva  desvinculo por completo a sus hijos de esta sociedad, llevándolos por un camino de mala vida. Para los que no pudieran saber que hizo el padre de Carlos Ámel y Ernesto, les diré que hace algunos años este joven estuvo estudiando una carrera universitaria, la cual dejó por la influencia negativa de su padre, fue además militante de la UJC e inclusive intentó por varias vias se miembro del MININT.

Para cuando Ámel estaba en la Universidad ya su padre estaba metido en un grupito de la oposición, hasta donde lo arrastró, sin importarle el hecho de que  su hijo dejaría de ser un profesional para convertirse en un parásito de esta sociedad.

A este padre, no  le  interesó el hecho de que sus hijos no son analfabetosya que fueron  educados por este sistema social, que por mucho que critique tiene que agradecerle ya que tanto él cómo sus hijos fueron nacidos y criados con la revolución y no le importó el hecho de que cuando sus hijos enfermaron el gobierno que ataca los atendió gratuitamente.

Pero a Carlos Oliva no le bastó con echarle a perder la vida a su hijo mayor, también arrastró con él a la podredumbre a su hijo menor Ernesto Oliva, el cual solo llegó hasta 12mo grado, sin una profesión, sin un trabajo y sin serle útil a la sociedad.

Padres como este no es dignos de admirar, al contrario hay que criticarlos y repudiarles las malas conductas. Y recordarle que los padres son la guía por la cual los hijos trazan su camino, es una lástima que los jóvenes Carlos Ámel y Ernesto se dejaron influenciar por su padre, tomando solo la parte negativa y dejándose convertir en parásitos de la sociedad, personas mal miradas.