Es #UNPACU que se hunde

Por Fabiana Márquez

En la mañana del lunes 1ro de Abril de 2019, José Daniel Ferrer García autoproclamado líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), convocó a varios de sus activistas, para lo que entre ellos llaman la sede principal de la UNPACU.

Lo importante de este amotinamiento no fue la agenda que se trataría, sino más bien otro acontecimiento peculiar protagonizado por el propio Ferrer García, quien luego de estar con sus anfitriones y observar la rápida capacidad de respuesta de las autoridades competentes manifestó –“Entre nosotros tengo 3 chivatos”-.

Nuestros colaboradores y simpatizantes dentro de la UNPACU, con evidente desconcierto, nos trasladan sus criterios y percepciones de este notable fenómeno, y es que en sentido general, no entienden el por qué, si su autoproclamado líder conoce y tiene identificados los agentes que la policía política tiene infiltrados en esta organización, no adopta medidas para expulsarlos, y por el contrario los mantiene en la UNPACU. Pareciera, refiere otro –“que José Daniel le hace el juego a la Policía Política para que la UNPACU se vaya a pique”-.

Otro de nuestros colaboradores hace un análisis más integrador de los últimos acontecimientos en la UNPACU, realizando un barrido de radar viendo los constantes hechos de violencia acontecidos en esta organización, siendo el último la agresión a mano armada protagonizado por Zenaida Rams Santana y Niuvis Vicet; observando el desvío de los fondos enviados desde el exterior, los que son utilizados en el establecimiento de negocios particulares, como es el caso de  Carlos Oliva Riverí; apreciando el desprestigio en el que se siguen hundiendo por la falsa y ridícula huelga, la primera con fecha señalada desde sus inicios para culminarla; y reconociendo las rivalidades existentes entre sus Coordinadores por escalar a peldaños superiores, ya que es sinónimo de entrar a la cúpula de los beneficios económicos. Como ven los miembros de la UNPACU conocen las problemáticas de su organización al dedillo, donde es evidente la descomposición irremisible en la que se encuentra José Daniel y su pequeño grupo de garrapatas, quienes se van quedando sin  sangre de qué alimentarce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s