Por Fabiana Márquez

De seguro muchos ya han visto en las redes sociales las declaraciones realizadas por Nelva Ismaray Ortega Tamayo. La mujer ha reconocido públicamente haber servido a la policía política:

(…)Fui presionada por su policía política para que, como médica, vigilara e influyera a opositores pacíficos que tan sólo buscan el respeto de los derechos humanos. Sus agentes me exigieron que debía colaborar con ellos y darles información de la salud y de todo cuanto supiera del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer García….

Al leer estas palabras puedes explicarte muchas cosas que han circulado por las redes sociales, parece que la hermosa Nelva, no será muy buena médica pero sí muy buena agente.

Lo que no entiendo es por qué todavía José Daniel Ferrer continúa casado con ella, un hombre que ha demostrado verdadera repulsión por quienes lo traicionan. Recordemos los carteles que ha pegado en la sede dirigido explícitamente a los chivos que lo rodean.

Cortesía de miembro que coabora con UN Pasaporte CUbano

Pero bueno lectores, volviendo a Nelva, de seguro ustedes tendrán el mismo criterio que yo, esta señora es muy parecida a Aldo Rosales, porque es que su historia me recuerda mucho a la de este personaje. Primero con la policía política, después con la UNPACU…en fin, un tira y encoge que no hay quien los entienda.

Lo que me asusta de eso es que José Daniel tiene un talento para destruir a las personas increíble, si no, miren a Aldo como está, desequilibrado y atentando contra su vida sin ningún tipo de control.

No sé qué hará Nelva a partir de ahora, renunciando al Ministerio de Salud y la bata blanca que tanto valor simbólico le da José Daniel y sus patrocinadores. Esperemos que esta vez el hijo o hija hagan a José Daniel reflexionar, no sea que Nelva sea otra más que quede en el olvido como sus cinco matrimonios anteriores.

Aunque, sí analizamos bien la publicación de Nelva, podemos percatarnos de que muchas  palabras de José Daniel se ponen en evidencia. Es increíble que una joven de 27 años de edad caiga en la vulgar y añeja usanza  de dejar sus palabras en voz y manos de un hombre. Es evidente su actitud manipulable y su imposibilidad de  mantener una relación amorosa formal, sin llegar a ser sumisa.

Hay que tener temple para ser un joven comunista, pero  Nelva Ismaray carece de ese temple, es una mujer débil, cobarde, y una nacida equivocadamente en Cuba, y perdone al que no le guste la terminología, porque es que a ella le queda pintada.

Yo por mi parte exhorto Nelva a que si no se considera lo suficientemente responsable y preparada para cumplir la honrosa tarea de pertenecer al ejército cubano de batas blancas y teme enfrentar a sus colegas, que pida su liberación oficialmente y no haga de su cobardía e insuficiencia profesional un caso político.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s