Ernesto Oliva y Katerine Mojena

Por Fabiana Márquez
Pareciera como si la Familia Oliva estuviera posicionada como un Establichment dentro de la UNPACU, me atrevería a afirmar que con mucho más poder y dinero que el propio José Daniel Ferrer García.
Y es que cada día son mayores sus excentricidades, comportándose a nivel social como una familia elitista, de las que ya no se ven en Cuba.

Familia Oliva Torres

A pesar de ser José Daniel Ferrer García el hombre que administra el dinero, cansado de que lo estafen; esta familia se las ingenia para apropiarse de grandes cantidades del financiamiento que se envía desde el exterior; derrochando sin censura y sin el más mínimo respeto a los demás miembros de su organización, quienes viven como cubanos comunes.

Carlos Amel Oliva y José María Aznar, expresidente de España

Como pueden ver en las fotografías, los miembros de esta familia se relacionan con reconocidos personajes de la política a nivel internacional, por supuesto de ideologías contrarias a la Revolución Cubana.
Y todo ese caudal de “buenas relaciones” en el ámbito político, los innumerables viajes que realizan al exterior, y su participación en varios eventos internacionales, no solo le han levantado el ego a esta familia, sino que dentro de su organización, posicionan a sus miembros como de lo más influyentes y prestigiosos unpaqueros.
Resumiendo, la UNPACU es una organización donde se privilegian unos sobre otros, donde las diferencias son un elemento al que se le da mucha importancia y donde el único fin es someter a algunos en función del enriquecimiento de otros; la forma la he explicado muchas veces: “Ustedes se ensucian las manos, mientras yo me hago rico.

Carlos Amel Oliva y marco Rubio, senador en el Congreso norteamericano de origen cubano

La cuestión es que ahora mismo los miembros de la familia Oliva son las personas dentro de la UNPACU más privilegiadas. Su asociación a esta organización mercenaria ha sido la mejor inversión de cada uno de ellos, apropiándose, para intereses personales, del dinero de la Fundación Nacional Cubano América, el Observatorio para los Derechos Humanos en Cuba, Cuba Decide y Rosa María Payá, y otros contribuyentes extranjeros que insisten en arruinarse financiando a algunos miembros de la UNPACU que, literalmente, le están viendo la cara, o más bien, el bolsillo.
Sin más, aquí les dejo un material donde podrán apreciar un paladar santiaguero reservado por Carlos Oliva Rivery para el disfrute privado con su esposa Ana Lidia Torres, con el objetivo de recuperar a su esposa, ya que esta se le puso muy brava al conocer de la relación que mantiene Carlos con la muy usada visitadora Miraida Martín . Otra prueba documental más que corrobora lo que cada día denuncio desde aquí.

Es en Un Pasaporte Cubano desde donde te enterarás de las verdades más atroces de la UNPACU, el negocio más rentable de los mercenarios en Santiago de Cuba.Ya sabes, llégate, comparte y emite tu criterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s