Por Fabiana Márquez

Cada vez son mayores los colaboradores que dentro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) se suman a este Blog. Gracias a ellos llegan a nuestra redacción a la velocidad de la luz y con precisión milimétrica cada uno de los descalabros que se van sucediendo en esta organización.

En las primeras 72 horas de este 2019 fueron realizadas 2 nuevas sesiones de análisis en la UNPACU, donde se vieron involucrados nuevos activistas. Entre los temas tratados se encontraron las desvergonzadas relaciones amorosas que mantienen varios miembros de la UNPACU entre ellos, existiendo el criterio dentro de la dirección de haber pasado de opositores a proxenetas. Debate que fue introducido por Ovidio, ya que es uno de los más afectados, ya que su hijo tiene amenazado al coordinador Yordanis Chávez por esta causa y curiosamente ese mismo día, reapareció en la Sede Yuselin Ferrera, quien se encargó de la “atención integral” a Zenaida cuando Ovidio estaba preso, lo cual le provoco ira y preocupación.

De mayor severidad fue el análisis realizado a la manicuri. Esta activista en reiteradas ocasiones se ha negado en prestarle su servicio a quien cariñosamente le dicen en la sede “La Gata”. Por tales motivos entre ambas se sacaron los trapos sucios que sin pensar sus consecuencias lavaron y tendieron en frente de toda la organización.

Como resultado se realizó el análisis correspondiente, siendo expulsada “La Gata” por promover malos hábitos de comportamiento y hacerle el juego a la policía política. En este mismo marco fue analizada las perdidas reiteradas de cargadores de celulares y medios de comunicación, así como el modo de vestir fundamentalmente de las activistas, quienes no emiten feromonas pero dejan mucho que decir.

También fue analizada otra activista que grababa la reunión y encendió alarmas sobre la presencia de activistas de otras provincias que permanecen varios días y buscan sospechosamente asentarse en Santiago con “las ardientes visitadoras ” de la UNPACU.

Indignó a los activistas la doble moral representada por Carlos Oliva Riverí, quien reconoció haber sido objeto de fuertes críticas de la dirección al haberle proporcionado según él -de manera involuntaria información y materiales digitales a la policía política-. En el auditorio alguien refirió –Donde quiera se repite la misma historia; botan a los que no representan nada y mantienen a los verdaderos chivatones-.

Pero mayor estupor ocasionó a los activistas, cuando de manera descarada se hizo mención a que gracias a la UNPACU sus miembros habían podido celebrar el fin de año.

Cuando en realidad todos los activistas conocieron que mientras a ellos le dieron entre 30 y 40 CUC José Daniel compró 4 cerdos que pesaron entre 90 y 140 libras, pagándolo a 18 pesos CUP la libra.

Si realizamos un análisis sencillo, y evaluamos un promedio de 130 libras por cerdo, tendremos que en su totalidad fueron 520 libras, las que le costaron 9360 pesos CUP, pero como esta no es la moneda que les gusta, al convertirlos en CUC tenemos la “modesta cifra” de    374.4 CUC. Pues bien mis queridos lectores como dice el experimentado periodista Reinaldo Taladrid: Saque usted sus propias conclusiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s