Damas de Blanco en el Guaso: Maquiavelo sobre la mesa

berta soler
Berta Soler Fernández, líder nacional de Las Damas de Blanco

Por Yordanis Cuza Aguilar

Artimañas en el campo de juego (terreno político), señas desde el banco (dirección nacional de las damas de blanco), indicaciones precisas a sus coach (representantes en provincias), todo en pos de ganar el campeonato (referéndum revocatorio).

El símil utilizado con términos puros del beisbol, no son exagerados. Les cuento:  a raíz de los últimos sucesos, relacionados a la campaña tanto en la contrarrevolución interna  como externa -¡En los Estados Unidos!- contra la líder nacional de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández, la mismísima en reunión con sus representantes en provincia, decidió asegurar el anunciado referéndum revocatorio y como el fin justifica los medios -al estilo de Maquiavelo- las autorizó a utilizar todas las armas posibles.

 Con esta carta abierta, Rosaida Ramírez Matos, líder del grupito de “damiselas” en El Guaso ha realizado captaciones nada más y nada menos  que en el hospital psiquiátrico “Luis Ramírez López”, encontrando el apoyo de tres pacientes sin capacidad de discernir el alcance de sus actos.

 Por si fuera poco, sus perfiles contradicen la conducta moral y ética que establece el rígido reglamento de la organización feminista, se las presento:

  1.  Zenobia Echavarría Hernández: paciente de la referida institución médica, la cual tiene como diagnóstico de enfermedad un estado Paranoide Involutivo, razón que justifica sus depresiones nerviosas, ideas suicidas y comportamiento agresivo  en su entorno social.
  2. Caridad Rubio Proenza: reclusa en libertad condicional con antecedentes de tratamiento siquiátrico por el consumo de estupefacientes, con habilidades para falsificación de documentos privados y bancarios, hurtos y robo con fuerza.
  3. María de las Mercedes Balbier Steele: reconocida por desatender a sus hijas y emplearlas en actividades de prostitución.
aljenadrina García de la Riva
Alejandrina García de la Riva, fundadora de Las Damas de Blanco.Víctima de acto de repudio de su propia organización.

Sé que dirán “padecer una enfermedad o haber cometido delito, no quiere decir  que no merezcan ser escuchados”, lo entiendo y hasta lo podría aceptar; pero vamos que recurrir a un hospital a buscar membresía deja mucho que decir. ¿Será que no hay personas con todos sus sentidos “en talla” que quieran incorporarse a la fila de “luchadoras pacíficas en el alto Oriente? Por algo será, no lo dude.

Con estas cartas sobre la mesa, Alejandrina  García de la Riva tendrá que hilar fino en la lucha por arrebatar  el mandato a Berta Soler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s